Javier García-Bernal, Presidente de APROMES

Bienvenid@s

 

En una de las últimas entrevistas realizadas para un medio de comunicación, contestaba sobre la evolución del año que ahora finaliza y los deseos corporativos para el que está a punto de comenzar.

Esa entrevista, obviamente guardaba relación con APROMES y el balance ha sido, un año más, de carácter positivo, destacando para ello el desarrollo y crecimiento sostenido de asociados, el mantenimiento de las relaciones mediadoras dentro del marco de la UE así como la formación. En concreto, el hecho de que por tercer año hayamos iniciado el curso de Grupo A.

En cuanto a los proyectos para el año entrante y siendo conscientes, como digo, que este año avala las decisiones corporativas en el sentido de que vamos por buen camino, no es menos cierto que debemos trabajar aún más en el área de la tecnología.

Ahora bien, debo insistir en el hecho de que la tecnología debe ser una herramienta eficaz para el corredor de seguros de hoy en día y nunca la sustitución de las capacidades y la importancia profesional de éste frente a sus clientes.

Las nuevas tecnologías, en cuanto a su alcance y diferentes formas de utilización, deben hacer que aquellos que las utilizamos respetemos y tengamos en cuenta lo más importante: la persona.

Hace días acudí invitado a la entrega de los premios Pelayo para Juristas de Reconocido Prestigio, en su XXV edición, debiendo desde aquí felicitar a su organización y jurado al haber premiado a un gran humanista, el prestigioso y admirado abogado don Antonio Garrigues Walker.

Siempre es para mí un deleite escuchar a Antonio Garrigues, ya que, y a pesar de su dilatada carrera en el campo jurídico y de la cultura, siempre resalta que la base de todo es sencillamente  la persona.

Me permito recordar la presentación de doña Victoria Ortega, presidenta del Consejo General de la Abogacía Española, quien al referirse al homenajeado lo hizo destacando su calidad humana y sensatez, a la vez que su calidad profesional, considerándole una de las mentes más brillantes de nuestro país en las últimas décadas y simbología que representa la libertad en todos sus ámbitos. No puedo estar más de acuerdo con la definición.

Como digo, nos adentramos en un año nuevo con el deseo de mantener aquello que podemos considerar positivo así como la ilusión de nuevos retos y proyectos profesionales, pero teniendo en cuenta el lado humano como el valor superior de esta sociedad, bien sea civil, social o empresarial.

A todos os deseo unas felices fiestas de Navidad y a nuestras entidades colaboradoras todo nuestro reconocimiento por un año más haber estado con nosotros, compartiendo un mismo camino común. Muchas felicidades.

Javier García-Bernal
Presidente de APROMES