Pelayo obtiene en el primer trimestre un beneficio neto de 1,1 millones de euros, con un incremento de un 39% respecto al mismo periodo del ejercicio 2018

La facturación de Pelayo a 31 de marzo de 2019, se ha situado en 89,6 millones de euros, con un ligero descenso de un 2,7% respecto a 2018. La cartera total de pólizas es de 1,2 millones.

La facturación de autos, la más importante para Pelayo, se ha situado en el primer trimestre en 73,8 millones de euros, con un descenso de un 3,4% sobre el año anterior y la cartera de este ramo se ha situado en 858.667 pólizas. La facturación de patrimoniales se ha incrementado un 1% en relación al primer trimestre de 2018.

El ratio de siniestralidad ha sido de un 63,6%, con un descenso de casi 3 puntos sobre el 66,1% del pasado año.

Con todo ello, el beneficio neto ha alcanzado los 1, 1 millones de euros. El incremento respecto al ejercicio anterior muestra el buen comportamiento de la política de selección hacia mejores riesgos, así como el ajuste de los gastos.

Agropelayo, Sociedad de negocio agrario de la que Pelayo es socio al 50% con Agromutua, se mantiene como uno de los líderes del sector agrario y, en este primer trimestre, ha incrementado su resultado neto hasta los 3,5 millones de euros, desde los 0,2 del pasado ejercicio, debido a la excelente siniestralidad del inicio de año para el negocio agrario.

El Plan Estratégico 2019-2021 define los nuevos objetivos prioritarios, que se enfocan a incrementar beneficios, fidelizar a los clientes de mayor valor, implantar un modelo de omnicanalidad y seguir aumentando la diversificación del negocio. Todo ello manteniendo el objetivo de ser líderes en calidad percibida por el cliente, con un servicio más personalizado, cercano y comprometido, para aumentar la fidelidad