Dos obstáculos para las empresas en 2019: la recesión económica y los riesgos políticos

La multiplicación de ciertos obstáculos, como el aumento de los riesgos políticos, la elevada volatilidad de los precios de las materias primas y las limitaciones de la oferta, comenzaron a ralentizar el crecimiento mundial a finales de 2018 y ensombrecieron las perspectivas para 2019 (3% en 2019, tras 3,2% en 2018 y 2017). Esta vez, a diferencia de los anteriores cambios de rumbo en las tendencias económicas, ha sido Europa Occidental la que se ha visto debilitada frente a Estados Unidos. Coface prevé un aumento de las insolvencias corporativas de un 1,2% para la zona euro y un 6,5% para Europa Central en veinte países europeos (de los 26 analizados). Este aumento de los riesgos de crédito para las empresas se origina en la desaceleración cíclica y en las persistentes incertidumbres políticas.

«Por primera vez desde la crisis soberana de 2011-2012, este año las empresas deberán hacer frente a dos obstáculos al mismo tiempo: la desaceleración cíclica y los riesgos políticos» señala Julien Marcilly, Economista Jefe de Coface.