Mutua de Propietarios y Arquia Banca financiarán económicamente a las comunidades de vecinos

7uxtuq25hveArquia Banca y la Fundación Mutua de Propietarios han firmado un acuerdo de colaboración para financiar y ayudar económicamente a las comunidades de propietarios que realicen obras de supresión de barreras arquitectónicas en aquellos edificios habitados por personas con movilidad reducida.

Con la firma del convenio, Arquia Banca se compromete a destinar hasta 3 millones de euros a la concesión de ayudas económicas con unas condiciones más ventajosas, mientras que la Fundación Mutua de Propietarios complementará esta financiación aportando hasta 280.000 euros. Esta cifra se concederá a las comunidades de propietarios para disminuir, de forma parcial o total, los costes del tipo de interés que facilitará la entidad financiera, es decir, las comunidades tendrán la posibilidad de conseguir estos préstamos al 0% de interés.

Programa ‘Sin Barreras’
El programa Sin Barreras de la Fundación Mutua de Propietarios se ha marcado como objetivo la eliminación de barreras arquitectónicas para mejorar el acceso a la vivienda y a su entorno de las personas con movilidad reducida, poniendo al alcance de las comunidades de propietarios los recursos financieros y técnicos necesarios para la realización de proyectos.

A través de este programa se convocan ayudas que cubren parte del coste de las intervenciones que permitan la eliminación de barreras arquitectónicas o la mejora del acceso a la vivienda. Así, con la firma de este acuerdo, Arquia Banca se une a la iniciativa y facilitará junto a la Fundación la instalación de ascensores, la supresión de desniveles en el acceso de la calle a los vestíbulos de los edificios, la construcción de pasadizos y rampas o, excepcionalmente, la instalación de aparatos elevadores, entre otras mejoras.
En España, tan solo 0,6% de los 9,8 millones de edificios de viviendas son universalmente accesibles, de acuerdo con el estudio realizado por la Fundación Mutua de Propietarios, que también destaca que un 40% de los españoles cree que deberían hacerse mejoras de accesibilidad en su edificio, aunque cuando se detecta que hay necesidad concreta los motivos económicos impiden su materialización.