Tribuna Javier García-Bernal, Presidente de APROMES

Bienvenid@s

Cada día son mayores los retos personales y profesionales que debemos afrontar para entender y estar constantemente actualizados ante las tecnologías y la permanente revolución empresarial que con el uso de las mismas está ya anclada en nuestras vidas.

No conozco ya ningún foro de debate, en este caso me refiero al sector asegurador, donde el mensaje no sea otro que el de transmitir la necesidad de adaptación a los nuevos tiempos. Hoy no hemos terminado de adaptarnos a un concepto, con el esfuerzo que ello significa, cuando aparece otro nuevo y diferente que nos obliga, de nuevo, al cambio; así son los retos para las nuevas generaciones profesionales.

Ahora bien, debemos mirar despacio de dónde venimos para así saber a dónde queremos llegar. Soy consciente de que los tiempos han cambiado, por eso, hagamos lo mismo; ahora bien, sin que ello no suponga adaptarse a los nuevos tiempos.

APROMES es una organización profesional de buenas prácticas que, desde su visión vanguardista asociativa, se adapta permanentemente a los tiempos, sin olvidar su espíritu y cuaderno de ruta marcado desde sus orígenes el 16 de marzo de 2000. Pronto cumplirá su mayoría de edad.

En esta etapa en la que nos encontramos y teniendo presente que la obligación de una Asociación como la nuestra es la formar e informar a sus asociados, nos estamos adaptando aún más a la continua formación, implantando un catálogo mayor de cursos, complementado, además, con un convenio formativo alcanzado recientemente con CampusAsegurador, lo que significa nuevas incorporaciones de profesorado a nuestro claustro de AULA APROMES, permitiendo que pronto sea una realidad la impartición del curso de Grupo A.

También quiero destacar, en este caso como obligación informativa,  el hecho de que ya contamos con la implantación interna de Compliance, necesidad de formación en el buen hacer de la gestión y administración interna de nuestras corredurías, que ha supuesto recientemente unas jornadas importantes en la materia para todo nuestro colectivo asociado.

La estructura de un programa Compliance o de cumplimiento normativo requiere una labor tendente a identificar los riesgos en la empresa, desde el punto de vista del posible ilícito penal, y que alcanza a las personas físicas y jurídicas  que se relacionan interna o externamente, con dicha empresa, en este caso la correduría de seguros.

Por lo todo ello, seguiremos adaptándonos a lo que más demandan los nuevos tiempos, pero sin olvidar seguir haciendo todo aquello que desde nuestro origen ha formado y sigue formando parte de nuestra hoja de ruta corporativa.

Javier García-Bernal
Presidente de APROMES