Adaptados a los nuevos tiempos

Javier García Bernal

Quiero comenzar esta tribuna recordando a nuestros compañeros de Francia por los terribles acontecimientos sufridos recientemente en París, mostrándoles todo nuestro apoyo al formar parte de una familia en común como es la Unión Europea.

Hace pocos días asistí a unas jornadas sobre riesgos cibernéticos y mi conclusión es que cada vez estamos más expuestos a cualquier tipo de agresión o injerencia en nuestros espacios de vida personal y profesional.

El mundo tecnológico ya no es algo de futuro sino de presente. De momento, y en líneas generales, podemos afirmar que a la cabeza de dicho mundo está internet, herramienta que cambiará quedándose obsoleta con el paso del tiempo.

Tal circunstancia debe llevarnos a hacer alguna reflexión. La primera, y me refiero en término de negocios, es la apertura de una fuente de amplia dimensión en el sector asegurador. De hecho, y según un informe de ICEA, durante 2014 la contratación de seguros en España por internet supuso 509 millones de euros de prima, es decir, el 0,92 % total del mercado asegurador.

“La especialización en ciberriesgos supondrá una apertura de nuevo negocio de presente y futuro para el corredor y la correduría, que necesariamente deberá estar adaptada formativa y tecnológicamente”Ya en el campo del ciberriesgo, la agencia Moody´s informaba recientemente a que, en la actualidad, existen en el mundo 50 aseguradoras que trabajan este novedoso ramo de riesgo. Por lo que respecta a España y según un medio de comunicación del sector, en los cinco primeros meses del año que finaliza, las aseguradoras que distribuyen este tipo de aseguramiento, han tenido más intervenciones que durante todo el año pasado.

Ahora bien, este tipo de seguro no es la solución, sino tan solo la reparación parcial cuando se produce el daño.

Corresponde a la persona el uso adecuado y, sobre todo, la concienciación del uso de la información tecnológica para evitar lo que se conoce como agresiones externas por los denominados hackers o piratas tecnológicos.

Es necesario concienciarse que estamos en una nueva etapa en la que la tecnología ha producido ya un cambio en la mentalidad y vida de la sociedad.

En segundo lugar y ya dirigido al corredor de seguros, quiero destacar que la especialización en ciberriesgos supondrá una apertura de nuevo negocio de presente y, sobre todo, de futuro, pero para eso, como vengo manteniendo desde hace tiempo, el corredor o la correduría de seguros necesariamente debe estar adaptada formativa y tecnológicamente.

Termino estas líneas con el agradecimiento a todas las entidades que habéis confiado un año más en APROMES dándonos vuestro apoyo y confianza en el desarrollo corporativo y profesional y, por las fechas en las que nos encontramos, desearos a todos unas felices Fiestas de Navidad y lo mejor para el año 2016.

Javier García-Bernal
Presidente de APROMES