Las pymes españolas y sus oportunidades

Por Jordi Pagés*

Jordi PagésLas pymes de nuestro país empiezan el 2015 con un renovado optimismo y sobre todo, apostando por el mercado español. El 99,88% de las compañías españolas son pequeñas y medianas empresas y ocupan a cerca del 63% de los trabajadores, según ha publicado el Ministerio de Industria, Energía y Turismo recientemente en un estudio. Dada la importancia que tienen para nuestra economía, la recuperación paulatina de nuestro país se debe en parte al esfuerzo que están realizando las pymes.

Este año las exportaciones continuarán teniendo un peso muy importante en la balanza comercial, pero en general las empresas españolas, siguiendo la misma línea que el resto de países europeos, están cambiando de tendencia para centrar sus esfuerzos en captar más clientes nacionales, tal como ha publicado el Instituto Nacional de Estadística (INE). Ésta es también una de las conclusiones que se desprenden de un estudio que ha publicado recientemente el Grupo Zurich a partir de encuestas realizadas a más de 3.800 pymes de 19 países, entre los que se encuentra España. Según este estudio, el 28% de las empresas encuestadas afirma que está trabajando para conseguir más clientes en el mercado nacional. En línea con estos datos, sólo el 11,5% ha optado por expandir su negocio al mercado exterior.

Para conseguirlo, la diversificación de productos y servicios, con precios más ajustados será la clave para que aumente la competitividad de estas empresas. Según el estudio que mencionaba anteriormente, más del 25% de las empresas reconoce haber disminuido sus precios y solo el 5,5% ha optado por reducir su oferta.

Las oportunidades que vislumbran las pymes de nuestro país giran en torno a la reducción de costes y a la búsqueda de nuevos segmentos de clientes. Para conseguirlo, la incorporación de nuevas tecnologías y la digitalización serán factores clave para que puedan mejorar su competitividad.

Las pymes en España también se enfrentan a riesgos que pueden comprometer su actividad. La falta de demanda continúa siendo el aspecto más preocupante, tanto para las empresas españolas como para las europeas. Otra de las dificultades a las que se enfrentan es la elevada competencia que existe hoy en día y que como resultado ha afectado a los márgenes de venta y, en definitiva, a sus beneficios. Cabe destacar, que uno de los riesgos que más ha aumentado en los últimos años y del que las empresas cada vez son más conscientes son los ciberataques, ya que este tipo de delitos se han duplicado desde 2013.

Desde Zurich queremos acompañar a las pymes en todo su proceso de generación de negocio y por esos apostamos por actualizar y lanzar productos y coberturas adecuados a las nuevas necesidades del mercadoDesde Zurich queremos acompañar a las pymes en todo su proceso de generación de negocio y por esos apostamos por actualizar y lanzar productos y coberturas adecuados a las nuevas necesidades del mercado, y ofrecer un servicio experto, profesional, de calidad y confianza que permita aportar valor a las empresas desde la tranquilidad en la cobertura de sus riesgos y desde la innovación en soluciones que les permita abordar nuevas oportunidades de mercado.

En algunos países europeos como Austria o Alemania, una de las cuestiones que más preocupa a las pymes es la seguridad y la salud de sus empleados. En España aún no se encuentra entre uno de los aspectos más importantes, aunque las empresas de nuestro país cada vez están más concienciadas. Es por ello, que ante la actual situación de incertidumbre respecto a la pensión de jubilación, las pymes de nuestro país valoran cada vez más ofrecer a sus empleados beneficios sociales como un plan de pensiones. En Zurich Seguros tenemos una amplia gama de seguros colectivos para empleados y recientemente hemos lanzado un plan de pensiones de empleo con la finalidad de dar respuesta a las necesidades de aquellas pequeñas y medianas empresas que decidan ofrecerlo como beneficio social a sus empleados. Además de constituir un ahorro para su jubilación, esta propuesta protege el bienestar de sus familias en caso de fallecimiento o incapacidad. También conlleva ventajas fiscales tanto para los empleados, ya que las aportaciones reducen la base imponible del IRPF, como para las pymes, que pueden deducirse la cantidad en el Impuesto de Sociedades.

En definitiva, las pymes conforman la mayor parte del tejido empresarial de nuestro país con un gran potencial de crecimiento. Es por ello que soy optimista y creo que a lo largo de este año irá aumentando paulatinamente la demanda interna y con la ayuda de las nuevas tecnologías, las pequeñas y medianas empresas serán capaces de aumentar su competitividad y eficiencia.

(*) Jordi Pagés es director del área de Cliente, Marketing y Distribución de Grupo Zurich en España.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s